Beneficios Terapia Cráneo-Sacral

 

Beneficios Terapia Cráneo-Sacral

Por tratarse de un método inocuo, la Terapia Cráneo-Sacral (TCS), beneficia a todo tipo de personas, desde recién nacidos a personas con afecciones multifactoriales. Como el Sistema Cráneo-Sacral (SCS) incide directamente sobre la fascia y los tejidos, está especialmente recomendada para el Sistema Nervioso, vascular, linfático, endocrino y respiratorio. También apoya casos con síndrome de articulación temporomanbidular (ATM), que dan como resultado migrañas, dolores cervicales, pérdida del equilibrio y procesos traumáticos que el cuerpo ha sido incapaz de disipar por él mismo. También es recomendable su uso en personas que no presentan ninguna afección, “personas sanas”.
Especialmente recomendado para


Bruxismo
La tensión continuada del músculo masetero y otros ligamentos afectan al sistema de masticación, pudiendo causar: cefaleas tensionales, problemas cervicales, dolor oído y mandíbula.

SEB
Movilizando la sincondrodis esfenobasilar ( SEB), contribuimos a evitar enfermedades degenerativas, así como reparar el Sistema Nervioso Central (SNC). También estimula la glándula pineal para que nos ayude a producir más melatonima y así regular los transtornos del sueño.

Hioides
Liberando el hueso hioides ayudamos en procesos deficitarios de deglución y fonación del maxilar inferior. También participa en el desbloqueo de la expresión oral y emocional.

Diafragma
Es un músculo importante para la óptima respiración, ejerce un masaje directo sobre el Sistema Linfático porque ayuda a elevar la linfa hacia la circulación venosa.

La fascia
Es una estructura de tejido conectivo que hace posible los pequeños movimientos de los órganos, las vísceras y las meninges. Cualquier bloqueo a nivel fascial, puede afectar al bombeo circulatorio y de la linfa.

  • Bruxismo
    La tensión continuada del músculo masetero y otros ligamentos afectan al sistema de masticación, pudiendo causar: cefaleas tensionales, problemas cervicales, dolor oído y mandíbula.

  • SEB
    Movilizando la sincondrodis esfenobasilar ( SEB), contribuimos a evitar enfermedades degenerativas, así como reparar el Sistema Nervioso Central (SNC). También estimula la glándula pineal para que nos ayude a producir más melatonima y así regular los transtornos del sueño.

  • Hioides
    Liberando el hueso hioides ayudamos en procesos deficitarios de deglución y fonación del maxilar inferior. También participa en el desbloqueo de la expresión oral y emocional.

  • Diafragma
    Es un músculo importante para la óptima respiración, ejerce un masaje directo sobre el Sistema Linfático porque ayuda a elevar la linfa hacia la circulación venosa.

  • La fascia
    Es una estructura de tejido conectivo que hace posible los pequeños movimientos de los órganos, las vísceras y las meninges. Cualquier bloqueo a nivel fascial, puede afectar al bombeo circulatorio y de la linfa.

    Líquido cefalorraquídeo (LCR)

    Un correcto fluído de líquido cefalorráquídeo (LCR), compensa los cambios en el volumen de líquido intracraneal, manteniendo una presión constante. En el caso de algunas afecciones, estos procesos son incorrectos.

    Dolor de espalda
    La tensión muscular es una de las causas de las molestias en cualquier zona de la espalda. Relajando la musculatura, los órganos y las vísceras ayudaremos a disminuir el dolor.

    • Líquido cefalorraquídeo (LCR)

      Un correcto fluído de líquido cefalorráquídeo (LCR), compensa los cambios en el volumen de líquido intracraneal, manteniendo una presión constante. En el caso de algunas afecciones, estos procesos son incorrectos.

    • Dolor de espalda
      La tensión muscular es una de las causas de las molestias en cualquier zona de la espalda. Relajando la musculatura, los órganos y las vísceras ayudaremos a disminuir el dolor.